El 221B de Baker Street

“A Sherlock Holmes pareció seducirle el proyecto de dividir su vivienda conmigo.
— Tengo echado el ojo a unas habitaciones en Baker Street —dijo—, que nos vendrían de perlas. Espero que no le repugne el olor a tabaco fuerte.
— No gasto otro —repuse.”

- Estudio en escarlata 🖋️

En las historias del Canon, el 221B de Baker Street es el hogar de Sherlock Holmes en Londres. Es tal la importancia de la residencia, que de los 60 casos escritos por el escritor escocés, 46 comienzan en el domicilio y 27, terminan allí.

Puerta de Museo Baker Street por Jose M. Mateos - https://flic.kr/p/5NQgvk

Apareció por primera vez en “Estudio en escarlata” cuando ante las penurias económicas, Watson decide buscar compañero de piso para compartir gastos. Es así que por mediación de un viejo conocido común (Stamford), que doctor y detective se conocen por primer vez.

Vivieron juntos hasta que Watson se mudó después de su matrimonio con Mary Morstan posteriormente a los sucesos ocurridos en “El Signo de los Cuatro”. En ciertas ocasiones el doctor vuelve a pernoctar en la casa y llega incluso a mudarse de nuevo durante alguna temporada.

Watson dijo una vez que el alquiler mensual que paga Holmes era casi igual al valor total de la casa. Eso explica en gran medida que la Sra. Hudson, la casera y dueña, tolere las numerosas (y desmesuradas) excentricidades de nuestro investigador.

El 221B de Baker Street fue creado por Sir Arthur Conan Doyle, siendo una dirección totalmente ficticia en esa época. En el Reino Unido, las direcciones postales con un número seguido de una letra pueden indicar una dirección separada dentro de un edificio más grande, a menudo residencial. La calle Baker en la época de Holmes era un distrito residencial de clase alta, y el apartamento de Holmes era probablemente parte de una terraza georgiana.


Secciones

Ubicación real ♦ Descripción de la vivienda ♦ Datos e Historia de Baker St

Ubicación real

La sección al norte de Marylebone Road cerca de Regent's Park – que actualmente incluye el 221 de Baker Street- era conocida en vida de Conan Doyle como Upper Baker Street. En su primer manuscrito, Conan Doyle puso la casa de Holmes en “Upper Baker Street”, indicando que si tuviera una casa en mente, estaría allí. Sin embargo, un novelista criminalista británico llamado Nigel Morland afirmó que, al final de la vida de Conan Doyle, identificó la intersección de Baker Street y George Street, a unos 500 metros al sur de Marylebone Road, como la ubicación del 221B.

Es muy probable que eligiese un número de calle mayor para la ubicación de su héroe, y así evitar que la popularidad de las historias afectara a la residencia real de cualquier persona.

Watson y Holmes observando su casa desde Camden House

Muchos admiradores, autores y detectives aficionados han rastreado los libros y caminado por las calles y callejones tratando de confirmar la descripción dada en “La casa vacía”, la historia que siguió las aventuras de Holmes tres años después de su supuesta muerte a manos de Moriarty. Holmes y Watson caminaron por las calles de Londres hasta una propiedad donde Holmes preguntó:

“— ¿Sabe usted dónde estamos? —susurró.
— Yo diría que ésa es Baker Street —respondí, mirando a través de la polvorienta ventana.
- Exacto. Nos encontramos en Candem House, justo enfrente de nuestros viejos aposentos.”

- La casa vacía 🖋️

Camden House fue una dirección real, pero debido al cambio de los nombres de las calles de York Street a Baker Street y a la renumeración de las casas, se discute acaloradamente qué número estaba enfrente de Camden House. También las instrucciones para llegar a la propiedad son contradictorias.

Algunos han sugerido muchas casas distintas de Baker Street, pero la mayoría están de acuerdo en que la casa estaba en el lado oeste, aunque la descripción de Watson de la dirección de la luz del sol en una historia, contradice ese punto. Se ha argumentado en contra de ciertos lugares porque las descripciones de un viaje realizado en taxi serían absurdas debido a que las distancias de los desplazamientos serían de apenas unos pocos metros.

Sin embargo, ninguna dirección se ajusta exactamente a la descripción, y si Doyle tenía una casa en particular en mente, es un asunto que aún continúa siendo un misterio.

Descripción de la vivienda

“Nos vimos al día siguiente, según lo acordado, para inspeccionar las habitaciones del 221B de Baker Street a que se había hecho alusión durante nuestro encuentro. Consistían en dos confortables dormitorios y una única sala de estar, alegre y ventilada, con dos amplios ventanales por los que entraba la luz. Tan conveniente en todos los aspectos nos pareció el apartamento y tan moderado su precio, una vez dividido entre los dos, que el trato se cerró de inmediato y, sin más dilaciones, tomamos posesión de la vivienda. Esa misma tarde procedí a mudar mis pertenencias del hotel a la casa, y a la otra mañana Sherlock Holmes hizo lo correspondiente con las suyas, presentándose con un equipaje compuesto de maletas y múltiples cajas. Durante uno o dos días nos entregamos a la tarea de desembalar las cosas y colocarlas lo mejor posible. Salvado semejante trámite, fue ya cuestión de hacerse al paisaje circundante e ir echando raíces nuevas.”

- Dr. Watson 🖋️

Plano 221B de Baker St por Russell Stutler - http://www.stutler.cc/other/misc/baker_street.html

Sala de estar

El apartamento cuenta con una hermosa sala de estar, con chimenea y repisa con varios objetos sobre ella, incluyendo una zapatilla persa, en la que pone su tabaco. En la habitación también hay una mesa donde guarda su famosa gorra (la auténtica, no con la que se le suele representar del tipo cervadora), y dos sillas donde él y Watson se sientan. Hay un escritorio donde escribe Holmes, y a su lado una puerta que lleva a su dormitorio. En ausencia del doctor, el desorden se hará más patente, con cajas llenas de datos de sus archivos personales y pilas de periódicos.

Esta es también la recepción donde Holmes recibe a sus clientes. Ha sido muda testigo de increíbles sucesos y frecuente víctima del humor de su dueño. Como anécdota, cabe destacar que una vez realizó prácticas de tiro con un rifle en esta habitación. Desde entonces, los impactos de bala decoran una pared dibujando las letras “V.R.”.

Comedor

Hay un comedor, con una mesa marrón, y dos sillas, cuadros en las paredes. Es el lugar donde suelen disfrutar las deliciosas (aunque poco variadas) comidas que la Sra. Hudson les prepara. Es habitual que Watson desayune sólo ya que los hábitos habitualmente nocturnos de Holmes les impide desayunar juntos.

Dormitorio de Holmes

Holmes tiene un dormitorio con paredes verdes, una cama de tamaño mediano, una mesita de noche, un tocador y un armario.

Dormitorio de Watson

Ésta es la habitación que Watson ocupó mientras residió allí. La mantiene bien organizada, una costumbre derivada de sus días en el ejército. Tras su partida, Holmes hace poco uso de ella, parece aguardar en cualquier momento la visita de su viejo amigo.

Datos e Historia de la calle Baker

Baker Street es una calle del distrito Marylebone de la ciudad de Westminster en Londres. Su nombre se debe al constructor William Baker, que construyó la calle en el siglo XVIII. La calle es famosa por su conexión con el detective, que vivía en una dirección ficticia en el norte de la calle. La zona era originalmente una zona residencial de alto nivel, pero ahora está ocupada principalmente por locales comerciales.

Siglo XIX

Baker Street en el siglo XIX

En 1835, se inauguró el primer museo de cera de Madame Tussauds en la calle Baker. El museo se trasladó, a la vuelta de la esquina, a Marylebone Road en 1884. Este museo es nombrado alguna que otra vez en los libros.

También en 1835, el escultor James Fillans se trasladó a vivir y trabajar al 82 de Baker Street.

Entre los residentes de la prestigiosa mansión Chiltern Court, en el extremo de Regent's Park de Baker Street, se encuentran los novelistas Arnold Bennett y H.G. Wells.

♦ ♦ ♦

Siglo XX

Baker Street en la actualidad

En 1940 la sede del Ejecutivo de Operaciones Especiales se trasladó al 64 de la calle Baker. A menudo son llamados los “Irregulares de Baker Street” en honor a la pandilla de niños callejeros del mismo nombre que estaban a las órdenes de Sherlock Holmes.

La Apple Boutique de los Beatles se estableció en el 94 de Baker Street de 1967 a 1968.

En 1971, una sucursal de Lloyds Bank de esta calle fue víctima de un famoso robo.

Durante muchos años, la sede central de Marks & Spencer, el mayor minorista del Reino Unido, estuvo en “Michael House” en el 55 de Baker Street, hasta que la empresa se trasladó a la Paddington Basin en 2004. Este fue uno de los edificios corporativos más conocidos en el Reino Unido, y desde entonces ha sido rediseñado como un moderno complejo de oficinas.

Una placa azul del Consejo del Condado de Londres conmemora al Primer Ministro William Pitt, quien vivió en el 120 de Baker Street de 1803 a 1804. El cantante británico Dusty Springfield vivió en esta calle durante la década de 1960.

Las Islas Seychelles tienen un consulado en el 111 de Baker Street.

Transporte

La calle está comunicada con el metro de Londres por la estación de metro de Baker Street, una de las estaciones de metro más antiguas del mundo y tematizada con imágenes de nuestro protagonista. Casualidad o no, al lado está la oficina de objetos perdidos del transporte de Londres.

En la cultura popular

En la ficción, la calle ha parecido en multitud de obras literarias, series, películas y cómics relacionados con el famoso detective.

“Baker Street” es una famosa canción de Gerry Rafferty, estrenada en 1978. El tema fue un gran éxito mundial, alcanzando el número 3 en el Reino Unido y el número 2 en el Billboard Hot 100. También publicó un álbum titulado Baker Street.

“Baker St. Muse” es una canción del álbum de Jethro Tull “Minstrel in the Gallery”, publicado en 1975. Baker Street se menciona con frecuencia en las letras de las canciones de Jethro Tull.

La película de 2008, “El gran golpe”, se basó en el robo del Lloyds Bank en Baker Street en 1971.

Actualmente Baker Street es también el hogar donde se encuentra el Museo de Sherlock Holmes. Un increíble museo que recrea el apartamento del famoso detective intentando con gran acierto y éxito, transmitir la idea de Holmes y Watson fueron personajes reales. Aunque se encuentra en el 221B de dicha calle, su localización no coincide con su verdadero número.